"Hay que hacernos cargo del golpe que sufrimos"

El zaguero central habló en conferencia y se mostró autocrítico luego de caer ante Unión. Además, quiere público en el Clásico.

En la mañana de martes, el defensor Matías Caruzzo enfrentó los micrófonos en la sala de prensa del predio que Rosario Central posee en Arroyo Seco, y el tema principal fue el clásico que se aproxima. La dura derrota ante Unión no pasó desapercibida, el jugador se mostró confiado de que la situación se puede revertir con trabajo, y expresó que el partido con el Tatengue fue un golpe que tiene que servir para mejorar. 

 

"Estamos dolidos por la derrota, nunca se espera perder de esa manera, pero también hay que entender que fue una mala tarde y hay que sacarlo adelante", expresó el zaguero, quien además buscó transmitir tranquilidad: "Tenemos dos semanas para trabajar tranquilos y prepararnos de la mejor manera porque se vienen cosas lindas".

 

El 0-4 ante Unión fue un resultado que éste Central merecía para tomar conciencia de que aunque se haya ganado los primeros encuentros del torneo local, el fútbol nunca apareció en Arroyito. Un golpe fuerte para el plantel, aún así, el ex San Lorenzo confía en sus compañeros y pregona el trabajo en los entrenamientos para salir adelante: "Tenemos que estar bien y preparados. Esta derrota es un golpe duro y un bife que nos tiene que reacomodar porque no nos podemos permitir estas cosas", reconoció sin tapujos, además, comentó respecto a los partidos importantes que se le vienen al Canalla: "Se vienen partidos lindos y complicados para jugarlos y es el momento para hacernos autocrítica y cambiar".

 

La tarde nefasta que padeció Central en Arroyito el pasado domingo significó tocar fondo, por el resultado y también, por la pálida imagen que exhibieron los jugadores que pisaron el campo de juego. Matías argumentó: "Es difícil ver jugar bien a un equipo en el fútbol argentino. Cuesta porque está todo muy parejo y es todo muy físico", además, se mostró autocrítico: "Las individualidades son muy pocas y los partidos se ganan colectivamente. Nosotros sabemos que debemos mejorar, incluso cuando ganamos".

 

¿Cómo revertir el panorama? El jugador fue claro, y expresó: "No hay mucha vuelta que darle, hay que trabajar y mejorar. Hay que agachar la cabeza, tener humildad a la hora de trabajar y hacernos cargo del golpe que sufrimos. Ojalá a partir de esto podamos salir adelante"

 

El fixture del conjunto de Arroyito tiene en agenda cotejos tan importantes como difíciles, y ésto motiva a mostrar una mejor versión: "Se vienen partidos lindos, primero Boca y después no sabemos si Patronato o el clásico. No hay que mirar más allá de lo que viene para sacar más réditos", comentó Caruzzo, quien además confía que habrá una evolución favorable en las próximas semanas: "Esperamos hacer un buen partido y sacar un buen resultado con Boca y eso nos va a servir para lo que viene".

 

El tema del que más se está hablando en redes sociales en la última semana involucra a la ciudad entera, el clásico rosarino en Cuartos de final de la Copa Argentina. La incógnita que prevalece respecto a la fecha y la sede está en boca de todos y las especulaciones invadieron los medios deportivos locales. Respecto a ésto, el defensor fue interrogado, y contestó: "Hay cosas que hay que decirlas. Belgrano-Talleres se pudo jugar, con gente de los dos y se vivió una fiesta. Un equipo ganaba 3-0 y la otra gente cantaba también. El día que entendamos que uno gana y el otro pierde y ahí se termina, va a haber un cambio. Vivimos el fútbol de una manera muy extrema y no es así. Yo camino por la calle y la gente de Central me saluda, pero gente de NOB también me trata muy bien. ¿Cuál es la transformación yendo a una cancha? No lo puedo entender. Si entiendo el folclore, la cargada, el gaste, el "meme" que se usa hoy en día y a uno le causa risa está bueno, pero hasta ahí, no me parece que hay que ir más allá", expresó con fluidez el "2" Canalla, y además, agregó: "Lo entiendo porque se vive de una manera especial y yo no quiero perder, lo quiero ganar"

 

 

Respecto a sus preferencias, reconoció que se inclina por la presencia de ambas parcialidades: "Es un partido muy aburrido sin la gente, ellos juegan su partido, lo viven a su manera y la cantidad de gente que puede ir de un lado y otro es mucha y que no lo puedan hacer por algunos, no es la forma. Ojalá que se pueda, obviamente que se tomen recaudos".

 

Poniendo fin a la rueda de prensa, se mostró con confianza y transmitió tranquilidad, el defensor aparenta haber sido una buena elección al momento de reforzar la última línea, finalizó: "Si tomamos esto con la seriedad que se merece podemos sacar adelante las cosas. Es un momento para estar juntos, tranquilos, firmes, para unirnos como grupo y sacarlo adelante. Ojalá se pueda hacer y trabajemos estos 14 días de la mejor manera para lo que viene".