Volvió a ganar...le

   El pueblo auriazul festeja el triunfo de manera entusiasta y dos son las razones que se dilucidan a primera vista: la incipiente vuelta a la victoria de la mano de Leo Fernández, y el trasfondo que conlleva humillar a un rival que supo demostrar su miedo de la manera más cobarde. 

 

   Central fue capaz de empezar el cotejo con determinación y oportunismo. A los 3 minutos del primer tiempo, el líder y estandarte del Canalla fue el autor del primer y único tanto del partido. Luego de la ejecución del córner por parte de Federico Carrizo, Ruben cabeceó entre un mar de defensores rivales, imponiendo el 1-0. 

 

   Marco le convirtió al xeneize por primera vez en su carrera profesional, luego de 11 oportunidades, siendo principal responsable de la interrupción de su racha invicta como visitante. El conjunto de Barros Schelotto sumaba 18 partidos sin derrotas. Su última caída sucedió frente a Lanús en agosto de 2016.

 

   Por su parte, el inquieto Boca Juniors finalizó el enfrentamiento con un hombre menos. Paolo Goltz vio la tarjeta roja luego de que el árbitro, Patricio Loustau, determinara que debía abandonar el campo de juego por una patada sin pelota al capitán Canalla. 

 

    El escenario en el que se desató el partido hizo olvidar la ausencia de goles en demasía. El público recibió y acompañó al plantel como cada fecha, entendiendo los tropezones y augurando buenas nuevas.

 

   En la próxima fecha de la Superliga, Central visitará a Independiente en Avellaneda. Luego, recibirá en su casa a su clásico rival, aguardando y ansiando la completa disputa del encuentro.

 

Por Rosario Riego (Staff Hincha Canalla).