Volvió a sumar de a tres

Central recibió a Chacarita Juniors por la 20ª fecha de la Súper Liga y supo revertir un escenario que parecía haber llegado para quedarse. Con la ayuda indispensable de otro juvenil que fue capaz de apoderarse del protagonismo -y la responsabilidad-, logró aventajarse y obtener un resultado final de 3-1. 

   Los de San Martín se impusieron desde el comienzo, pero emprendieron el retorno encontrándose, ahora, en el fondo de la tabla de promedios. 

   El Canalla inició el cotejo con Jeremías Ledezma, Alfonso Parot, Oscar Cabezas, Fernando Tobio, Paulo Ferrari, José Luis Fernández, Joel López Pissano, Leonardo Gil, Andrés Lioi, Fernando Zampedri y Germán Herrera al mando, mientras que aguardaban en el banco figuras como Federico Carrizo y Washington Camacho. 

   El enfrentamiento parecía no tener remedio hasta avanzados los segundos 45 minutos, pero, de pronto, todas las fichas de Leo Fernández aparentaron acomodarse. 

   Leo Gil metió en el área una estupenda pelota parada y Parot la acomodó para imperar el 1-0, aunque, unos pocos minutos después, el mismo chileno hostigaría el empate para la visita. 

   Superados los 80 minutos de juego, el juvenil Maziero decidió que el empate parcial no convenía y anotó dos tantos que le otorgarían a Central una victoria tan abultada como impensada. 

   El plantel de Chacarita, artífice de un juego superador, se encuentra ahora complicado en cuanto al promedio indispensable en post de no abandonar la máxima categoría del fútbol argentino. 

   Pese a rebasar el historial (hasta hoy, Central y Chacarita se habían enfrentado 83 veces en primera división: el Funebrero se impuso en 35 oportunidades, mientras que los oriundos de Arroyito ganaron 30 de los cotejos totales), los de San Martín no pudieron contra un Leo Fernández que supo superar sus cuestionamientos tácticos y realizar, así, cambios que surtieron efecto.