Más que tres puntos

Central recibió en el Gigante de Arroyito a Belgrano de Córdoba para disputar la vigésimo segunda fecha de la Súper Liga argentina y logró rescatar 3 puntos que, a estas alturas, resultan vitales. Supo imponerse -¿y merecer?- un triunfo que no muchos se animaban a asegurar, pero que, sin dudas, le propicia un mejor escenario para lo que se aproxima.

   En una tarde lluviosa que acompañaba las últimas actuaciones, el público Canalla se hizo presente una vez más para acompañar a un plantel que no preside la mejor de las rachas. 

   Belgrano fue capaz de asentar su juego desde el minuto uno, sometiendo a un Central desganado e inconexo por completo. Hasta el cumplimiento de, al menos, los primeros 15 minutos, el equipo de Leo Fernández rozó la inadvertencia total. Estaban, pero no hacían. 

   El marcador se abrió recién a los 35 minutos del primer tiempo, cuando el colombiano Oscar Cabezas se anticipó en el primer palo y obligó a que la pelota que recorría el campo desde un tiro de esquina ingresara en la meta.

   Apenas cuatro minutos después, Fernando Zampedri sacó provecho de una mala devolución del arquero visitante y marcó el 2 - 0 a favor del Canalla.

   Casi culminado el cotejo, Cristian Lema aprovechó un penal impuesto por el árbitro y descontó para el Pirata, tanto que no le alcanzó para concretar la proeza que se proponían, pero que, al menos, emparejó las cosas para los de Lavallén, que superaron en juego al local ampliamente. 

   El objetivo común es la Copa Sudamericana: ambos planteles llegaban a la fecha número 22 obligados a descontar para ingresar a la próxima edición de uno de los torneos trasnacional de mayor envergadura. Rosario Central y Belgrano de Córdoba no son más que adversarios directos en una copa que no cesa de prometer. 

   El público respira, pero es el técnico de la primera división quien se encuentra más inquieto que nunca. El triunfo de los comandados por Lavallén le otorga a Leo Fernández una pasividad envidiable pero, asimismo, lo obliga a apuntar todos sus cañones al encuentro del próximo jueves.

   Central retornará a las competencias internacionales y el cuerpo técnico comprende que, de trascender en dicho certamen, el malestar popular podría desaparecer.