Desunión futbolística

Dura caída ante el Tatengue, el Gigante ya no es una fortaleza para el equipo del Patón.

Rosario Central recibió a Unión de Santa Fe por la octava fecha de la corriente Superliga de fútbol argentino y, tras una mediocre actuación, culminó por caer por 4-0. Pese a haber resguardado una superior posesión de balón (56% vs. 44%), el local no supo aprovechar los remates y, lejos de imponerse, protagonizó una jornada para el olvido.

 

El canalla, que prometía liderazgo luego de resultar victorioso en los tres primeros encuentros del certamen, sumó apenas un punto de los últimos doce en juego.

 

Los elegidos por Edgardo Bauza para integrar la concentración fueron Jeremías Ledesma, Josué Ayala, Gonzalo Bettini, Matías Caruzzo, Marcelo Ortíz, Alfonso Parot, Elías Gómez, Federico Carrizo, Diego Arismendi, Joaquín Pereyra, José Luis Fernández, Néstor Ortigoza, Diego Becker, Washington Camacho, Andrés Lioi, Maximiliano Lovera, Agustín Coscia, Fernando Zampedri, Marco Ruben y Germán Herrera.

 

En un partido friccionado, Mauro Pittón abrió el marcador cuando se transitaban apenas los primeros doce minutos, mientras que los otros tres tantos correspondieron a Damián Martínez (24 y 84 minutos) y a Franco Fragapane (59 minutos).

 

Por su parte, los comandados por el Patón no brindaron muestra alguna de compromiso: el cotejo no presentó cohesión y las – pocas – jugadas individuales no acababan por convertirse en colectivas.

 

Esta última puede entenderse como la peor de las actuaciones de la era Bauza. La defensa cometía errores infantiles, los laterales no homogeneizaban la relación con los volantes ni conducían correctamente la pelota y los dueños del área rival no aparecían en absoluto.

 

Considerando las fechas que se aproximan, la falta de motivación propia del plantel es ahora una inquietud de todos los hinchas. El esquema táctico que tanto caracteriza al Patón pareciera no detentar resultado en el actual primer equipo.

 

Por la novena y próxima fecha de la SuperligaCentral viajará a Buenos Aires para enfrentarse a Boca Juniors en la Bombonera y aguardará, también, la confirmación que establezca día, horario y sede para medirse ante su clásico por los cuartos de final de la Copa Argentina.