Los pibes de Leo

Desde que Leonardo Fernández asumió como entrenador de la primera línea de Rosario Central, el equipo fue creciendo de a poco, consiguiendo resultados positivos que lo acomodan en la tabla de posiciones. Sin dudas los juveniles son un pilar fundamental para el entrenador, en los cuales ha apostado fuertemente y han respondido con un balance más que satisfactorio. Por eso mismo, en Hincha Canalla analizamos los números de los pibes que Leo Fernández hizo debutar o les dio más minutos en primera, bajo su conducción técnica. 

 

Jeremías Ledesma: Fue la primera variante que realizó el entrenador al asumir. El arquero venía pidiendo pista por sus actuaciones en Copa Santa Fe y los malos rendimientos del Ruso Rodríguez hicieron que haya un cambio bajo los tres palos.Con Fernández, disputó ocho partidos, manteniendo la vaya invicta en cinco de esas oportunidades. Cabe destacar que siempre que Ledesma jugó en el Gigante de Arroyito, el Canalla no recibió goles (Boca, Newell's, Unión y Olimpo).

 

Diego Becker: El volante había debutado de la mano de Paolo Montero, sin embargo no había tenido mucho rodaje. Después de grandes actuaciones en la reserva, Fernández le dio un voto de confianza ante Talleres, sin embargo no tuvo tantos minutos. Jugó solamente ese encuentro correspondiente a la fecha 9 de la Superliga, donde tuvo 77 minutos.

 

Agustín Coscia: Debut como titular, pero también debut en el club de las expulsiones. El entrenador apostó fuerte en él y más allá de que tuvo una aceptable presentación, fue ingenuo en la jugada que determinó la roja. Fernández lo utilizó en tres partidos con un total de 135 minutos.

 

Joaquín Pereyra: Joven categoría 1998 que debutó con Eduardo Coudet. Más allá de haber debutado en 2016, nunca logró tener los minutos que esperaba. Si bien con Fernández no es titular, es una de las cartas con las que cuenta el entrenador. Desde que asumió Leo, el volante dijo presente en cinco partidos, disputando 158 minutos y anotando un gol.

 

Maximiliano Lovera: Otro que debutó con Coudet, pero que fue cayendo en el embudo de los malos rendimientos, haciendo que vuelva a la división reserva. Fernández volvió a confiar en él y hoy en uno de los más desequilibrantes del plantel. El entrenador lo puso en cancha seis cotejos, con un total de 212 minutos.

 

Agustín Maziero: Fue el primer jugador que hizo debutar Fernández en este ciclo. El delantero ingresó ante Boca Juniors en lugar de Marco Ruben disputando tan sólo dos minutos. Cabe destacar que su lugar en el banco de relevos fue por las ausencias de Germán Herrera y Agustín Coscia. Tras la vuelta de los dos mencionados, Maziero volvió a correr detrás de ambos.

 

Luciano Recalde: Las lesiones de Fernando Tobio y Mauricio Martínez posterior al empate con Independiente hicieron que el entrenador tenga que recurrir a la cantera. Tal así, que Recalde debutó en primera ante Gimnasia. En principio iba a ser acompañado por Óscar Cabezas, pero el transfer del colombiano no llegó y Alfonso Parot fue el encargado de pararse en la zaga central.

 

Andrés Lioi: La lesión de Washington Camacho dejó una vacante por las bandas. El juvenil se fue ganando el puesto de a poco y lo terminó de ratificar con el hat-trick que convirtió ante Olimpo. Con el número 29 en la espalda jugó los cinco partidos que disputó Central este 2018, con 342 minutos y los tres goles nombrados previamente.

 

Joel López Pissano: El último jugador que Fernández le dio rodaje. Ingresó ante Unión por Andrés Lioi cuando restaban tres minutos para el final. Sin embargo, su oportunidad para demostrar fue ante Olimpo cuando estuvo en el once inicial, tras la baja por lesión de Germán Herrera. El volante suma 93 minutos en dos partidos jugados.

 

Cabe mencionar que en la fecha 14 del Campeonato de Primera División 2016/17, donde Leo Fernández fue técnico tras la renuncia de Coudet, sumaron minutos varios juveniles. Aquella tarde en el Estadio Mario Alberto Kempes dijeron presente Renzo Alfani (debut), Facundo Rizzi, Matías Mansilla, Maximiliano Lovera y Félix Banega.