Puntajes del equipo ante Independiente

En el marco de la fecha 18 de la Superliga, Central vivió una tarde para el olvido en el estadio Libertadores de América. El elenco de Diego Cocca hizo agua en todas las líneas y fue ampliamente superado por Independiente. En Hincha Canalla analizamos puntualmente el rendimiento de cada jugador.

 

Jeremías Ledesma (3): Si bien ninguno de los goles fueron producto de una mala respuesta suya, nunca habla bien de un arquero haber perdido 5-0.

 

Damián Martínez (3): Muchas dudas dejó el refuerzo proveniente de Unión de Santa Fe. Aportó poco en la salida y defensivamente lo sufrió a Cecilio Domínguez.

 

Facundo Almada (-): Jugó muy poco para ser calificado, pero en lo poco que jugó le dio ventajas al rival.

 

Emanuel Britez (3): Si bien esa es su posición natural, pareció que se acostumbró a jugar de marcador de punta, ya que le costó adaptarse. A eso se le sumó los espacios que dejaba el equipo.

 

Nicolás Colazo (2): Otra vez hizo méritos para salir del equipo. Si bien es cierto lo que dice Cocca, de que el jugador es volante, tampoco se le ve un poco de actitud para cumplir en el puesto.

 

Diego Zabala (4): Fue de menor a mayor. Empezó siendo el mismo de siempre, pero terminó creando peligro, lastima que empezó a hacerlo cuando la historia estaba totalmente liquidada.

 

Fabián Rinaudo (3): Fito tuvo la misma intención de siempre para jugar, pero fue opacado por la supremacia del rival.

 

Emanuel Ojeda (2): Al igual que con Huracán, estuvo de más en el medio, ya que a Central le hace falta un generador de juego, no un volante de marca que se pare al lado de Rinaudo.

 

Ciro Rius (3): Viene siendo el mejor jugador del equipo a lo largo de toda la Superliga, pero increíblemente el técnico optó por tirarlo por la otra banda, haciendo que el jugador no se sienta cómodo.

 

Lucas Gamba (2): Poco del ex Unión. La realidad es que la posición que mejor lo sienta y más le hace falta al equipo, es la de volante por izquierda, más allá de que siempre haya sido delantero.

 

Marco Ruben (3): Nunca pivotear fue su mejor virtud. Lo suyo es salir del área y picar a la espalda de los delanteros. Con Gamba no pudo hacerlo, pero si cuando ingresó Ribas.

 

Cristian González (3): No fue malo lo del uruguayo, teniendo en cuenta que sin conocer a sus compañeros le tocó entrar en una defensa que hacía agua.

 

Sebastián Ribas (4): Pide titularidad. Es el único 9 que tiene el plantel que tiene capacidad para aguantar la pelota de espalda al arco.

 

Joaquín Pereyra (4): Otro que debería entrar. Pidió la pelota siempre y jugó, aunque ingresó cuando el rival bajó un cambio.

 

Diego Cocca (1): El planteo fue pobre y el equipo dejó en evidencia todas sus falencias. Ya no es excusa culpar a la falta de refuerzos, porque quedó demostrado que el mal rendimiento fue más allá de la tardanza de la comisión directiva para negociar refuerzos.